Make your own free website on Tripod.com

MEMORIAS  


 

Srta. Mauela Gutierrez:

Los primeros grupos parroquiales que se formaron en Mi Perú fueron “Las Servidoras de Cristo” y “San Martín de Porras”,a raíz  que los padres que acaban la Catequesis Familiar deseaban seguir reuniéndose y así fueron formándose más grupo hasta que en 1989 llega el Padre Julio, la Renovación Carismática y más adelante el movimiento Juan XIII, yo integraba  el grupo de la “Servidoras…”,nos reuníamos en la parroquia y allí mismo invitábamos y acogíamos a los hermanos.

Nuestros principales problemas eran la poca perseverancia de los hermanos, no tenía mucho interés, se les invitaba pero solo iban unas semanas, iniciábamos con grupos de 15 y terminábamos un pequeño grupo de 6 personas. Esto quizás por los horarios con que contábamos , todos trabajaban y era difícil encontrar un horario en el que todos puedan coincidir. También  otro problema que hasta hoy, aunque menos que antes, fue la falta de material para trabajar debíamos comprar Biblia , libros ,dinero para la inscripción en la formación de nuestros agentes y catequistas , pasajes para la movilidad, todo estos con nuestro propios recursos y en muchas ocasiones no contábamos con ellos.

No fue hasta el año 1995 que nuestra iglesia empieza ha ser misionera , diferentes grupos salieron a trabajar en los sectores formando Talleres de Oración con la metodología del Padre Lorenzo Larraña que consiste en que la gente tenga un contacto más cercano con Dios con la ayuda inseparable de la Biblia. De esta manera queda la celebración de los sacramentos en la parroquia y la preparación de estos en los sectores. Es en estas salidas en donde se conoce más a fondo las necesidades básicas y espirituales de nuestro pueblo , pudiendo formar más grupos para la satisfacción de estas, como por ejemplo  la de los enfermos.

El cambio es muy notorio , un pueblo que en un tiempo no tenía mucho interés de formar grupos parroquiales; hoy tiene iniciativa propia, ahora piden los sacramentos. Se ha aumentado la participación de los hermanos en las celebraciones de la eucaristía, y por ello tubo que aumentarse el número de misas, ya la parroquia va quedando chica.


 

Sr. Wilfredo Infante

Con la llegada del Padre José Rivadeneyra en 1997  se forman tres grupos parroquiales: uno de adultos, un grupo Juvenil y uno de niños Moaña (Movimiento Apostólico de Ñiños).

En estos años comienzan a dedicarse a sacar a la Virgen en peregrinación naciendo de esta manera el grupo “Misionera de María”. También se crea el Comedor Parroquial y una radio con una pequeña emisora para que a través de ella se pueda predicar.

Participaba en el grupo de adultos “San Martín” con la asesoría de la religiosa Celina y con la iniciativa de evangelizar por el colegio Fe y Alegría, nosotros tomamos el colegio Manuel Seoane Corrales.

Cuando vino el nuevo Párroco Julio en 1989 se crea el grupo de las “Comunicadoras Parroquiales” para que manifiesten las principales necesidades que la población requería y así nacían nuevos grupos con la finalidad de satisfacerlas al menos en los problemas espirituales.

Cuando ocurrió una crisis nacional la parroquia tomó una labor social muy importante, fue almacén para abastecer  de pan y verduras a los comedores populares, es decir, servia de nexo para ayudar a la población a afrontar esta crisis.

En 1995 con la llegada de nuestro último párroco Tulio Sánchez se inicia por un corto tiempo las clases del colegio Kumamoto en los salones parroquiales.

Desde que empezó a funcionar la parroquia de Mi Perú hasta antes que se estableciera nuestro primer párroco Rivadeneyra, eran las Religiosas del Niño Jesús quienes se encargaban de la administración parroquial, además  de preocuparse de celebrar paraliturgias y traer sacerdotes de otros lugares para celebrar las misas. Y desde este tiempo hasta la llegada del Padre Tulio se encargaron de la administración parroquial las Religiosas de San José de Cluny.